Kiko, tu guía turístico

¿Cómo bailan los estorninos en Son Bou?

Llegan a Menorca cuando comienza el otoño y forman en Son Bou uno de los espectáculos más hermosos que he visto. Son los estorninos, esas aves que vuelan en bandadas formando figuras móviles en el cielo. ¿Los has visto alguna vez?

Hoy hemos preparado una excursión por Son Bou. Muy cerca del Hotel Royal Son Bou Family Club está una de las zonas húmedas más importantes de Menorca. ¿Os acordáis de cuando fuimos a caballo por el Prat de Son Bou? Entonces el monitor ya nos comentó que no teníamos de hacer ruido porque era una zona donde anidaban muchas aves. Pues hacia allí me dirijo con un grupo de amigos.

¿Por qué vienen a Menorca?

Los estorninos llegan desde el centro y el norte de Europa y se van hacia África a pasar el invierno. No les gusta el frío. Cuando pasan por Menorca se quedan una temporada en Son Bou y en la zona de Ciutadella. Allí, cada año, podemos ver sus espectaculares bailes en el aire:

  • “¿Por qué hacen eso?”, me preguntan.

  • “En realidad nadie lo sabe con certeza. Dicen que, como son de pequeño tamaño están más seguros todos juntos. ¿Te has fijado que a veces parecen un gran dragón volador?, les contesto.

  • “Sí, a veces asustan pero siempre van muy coordinados en su vuelo. Debe de ser muy difícil”, comentan mientras miramos al cielo.

null¿Les has oído cantar en Son Bou?

En el Prat de Son Bou han encontrado un lugar ideal: hay muchas plantas y agua. Ya les oímos. Parece que silban y, de vez en cuando emiten una especies de chasquidos. Es un canto muy curioso y todos nos hemos parado para que no se asusten porque cualquier ruido hace que alcen el vuelo.

  • “Tengo una idea. Antes de que oscurezca vamos hasta la Basílica. Desde allí veremos cómo vuelan”, les digo y todos se apuntan.

  • “Sí, veremos cómo se esconde el sol mientras el cielo se llena de estorninos bailando”, comenta uno de mis amigos que es un gran aficionado a la arqueología.

  • “Vale, pero vamos paseando por la playa que es más bonito”, digo mientras echo a correr por la arena.

¿Conoces la iglesia de la playa de Son Bou?

La Basílica paleocristiana de Son Bou es uno de los edificios religiosos más antiguos que hay en Menorca. Calculan que lo construyeron los primeros cristianos de la isla, una comunidad de monjes, en el siglo V.

nullAunque solo quedan los restos porque fue quemada por los normandos que llegaron a Menorca unos 300 años después. Luego la habitaron los árabes que llamaron a la playa de Son Bou, Al Kenise, que en árabe significa “iglesia cristiana”.

  • “Ya estamos. Yo vengo mucho por aquí. Está al lado del Club Kikoland es un paseo muy bonito y las puestas de sol son fantásticas desde este lugar”, les comento.

Caminando entre las ruinas

Vemos una pila bautismal tallada en piedra que tiene forma de trébol de cuatro hojas, restos de tumbas y de las paredes que sostuvieron la basílica.

nullNos sentamos en las rocas y vemos los estorninos volar haciendo figuras curiosas:

  • “Ahora parecen un avión, y ahora se acercan en forma de flecha”, grito entusiasmado.

  • “Estoy haciendo fotografías pero ¡se mueven tan rápido!” comenta uno del grupo que se ha subido a una piedra.

¿Vamos a la necrópolis o a la calzada romana?

Los estorninos se acercan al acantilado y nos fijamos en las cuevas. En una de ellas viven nuestros amigos Troglo y Dita. El resto forman parte de una necrópolis prehistórica. ¿Os acordáis de cuando fuimos a Cala Morell?

Estas cuevas son más pequeñas y también las utilizaban para enterrar a las personas que se morían. Muy cerca están los restos de una calzada romana que llegaba hasta Son Bou desde varios poblados prehistóricos.

¿Por qué les gustaba tanto Son Bou? Porque es una zona entre barrancos que tiene agua y mucha vegetación. Igual que a los estorninos. ¿Y por qué te gusta a ti Son Bou? ¿Porque es la playa más larga de Menorca?

null


DATOS BÁSICOS

  • Son Bou es una urbanización al sur de Menorca que tiene una gran playa y cuenta con todos los servicios.

  • Caminar por el Prat de Son Bou y llegar hasta la Basílica paleocristiana no tiene ninguna dificultad. Su acceso es sencillo y fácil de recorrer.

  • De todas maneras, recomendamos llevar calzado adecuado para caminar entre piedras y si llevas agua y algo de comer podrás disfrutar de la merienda en un entorno natural.

 

Seguir leyendo
Buscando artículos...

Compartir

Recibe ofertas y novedades

Al enviar aceptas la política de privacidad