Kiko, tu guía turístico

¿Cómo cuidamos las playas? Descúbrelo en Son Bou con Kiko

¿Sabías que una botella de plástico tarda unos 450 años en desaparecer? Es increíble, ¿verdad? Te lo cuento porque el otro día vimos un grupo de personas recogiendo plásticos que había en un rincón de una cala y hoy nos hemos reunido todos los amigos para limpiar la playa de Son Bou que es la que más visitamos.

Nos encanta ir a nadar a Son Bou. Es grande, la arena es suave y el agua suele estar muy limpia y clara. Es una playa muy familiar que tiene una gran zona de dunas y, como es muy abierta, cuando hay mala mar suelen llegar hasta la arena algunas ramas de árboles y restos de desperdicios que tiran desde los barcos.

Salabres al hombro, camino de la playa

En el Hotel Royal Son Bou Family Club nos han dado bolsas de basura, guantes y unos salabres. Son unos pequeños sacos de red que van unidos a un aro con mango y se utilizan para coger los peces que se pescan con la caña pero nosotros los utilizaremos para recoger los deshechos que encontremos en el mar.

nullA primera hora de la mañana han pasado las máquinas que limpian la arena y también hay barcas que recogen la basura que se encuentran en el agua. La playa de Son Bou a esa hora está espléndida, preparada para recibirnos a todos. Por eso hemos esperado hasta la tarde para ponernos en marcha.

A los animales no les gusta el plástico

Nos acercamos a la zona virgen. Caminamos por la orilla del mar mojándonos los pies. Unos jóvenes que van en kayak se han parado a nuestro lado:

  • “Hemos recogido algunas bolsas de plástico que había en el mar. Son muy peligrosas para los peces y las tortugas porque si se las comen o se enredan con ellas, pueden morir”, nos explica uno de ellos.

null

  • “¿Sabéis que el problema de la basura en el mar aumenta cada año? Es como una plaga y solo una pequeña parte de ella llega a las playas. La mayoría son bolsas o botellas de plástico pero también hay toallitas de papel o restos de redes de pesca. ¡El sedal tarda hasta 600 años en descomponerse en el agua salada!”, cuenta otro que está un poco enfadado.

Nos damos cuenta de que esta basura la forman cosas que lanzamos al mar o sobre la arena sin pensar en el daño que eso ocasiona a los animales y al medio ambiente. Y también a la salud de todos porque con estas acciones estamos contaminando el planeta en el que vivimos.

¿Para qué sirven los contenedores?

¿Tú qué haces con los restos de la merienda que llevas a la playa? Nosotros los metemos en una bolsa y la llevamos en la mano hasta que podemos dejarla en un contenedor de basura. Normalmente los encontramos al salir de la playa pero en las calas virgenes de Menorca no suele haber por lo que esperamos a llegar a casa para depositarla en su sitio. Es así de sencillo.

nullHemos creado dos brigadas: unos trabajan en el mar y otros en la arena. Está bastante limpio pero ya estamos llenando una bolsa con restos de papeles, un bote vacío de crema para el sol, un cubo roto,....

  • “¡Eh, mirad lo que he encontrado: unas gafas de sol! Estaban en las dunas con esta toalla vieja. Si se rompen los cristales nos podemos cortar en los pies”, les digo mientras muestro mis hallazgos.

¿Qué podemos hacer para reducir la basura?

Ha llegado el momento de descansar. Los cocineros del Hotel nos han preparado unos bocadillos riquísimos y nos sentamos alrededor de las botellas de agua que hemos traído.

  • “¿Qué podemos hacer nosotros para reducir los residuos que generamos?”, les pregunto.

  • “En lugar de estas botellas podríamos haber traído cantimploras. Las llenas de agua cada vez que las necesitas y solo utilizas un envase”, dice uno.

  • “Llevarnos siempre los desperdicios al contenedor de basura. Y mejor si los seleccionamos para que se puedan reciclar”, comenta el pelirrojo.

  • “Mi madre siempre me dice que no se trata solo de limpiar sino de ensuciar menos. Cuando nos vamos de la playa tenemos que dejar el lugar como lo encontramos, que no se note que hemos estado allí”, dice el más pequeño de todos.

  • “Pues yo he decidido ser voluntario y colaborar con los grupos que limpian el mar porque me gustan mucho los animales y tenemos que cuidarlos” señala otro que acaba de decidir que estudiará biología marina.

  • “He leído que cada año se echan al mar más de 10 millones de toneladas de residuos que causan la muerte de más de 100.000 peces y de un millón de aves. ¡Incluso dicen que hay islas formadas por deshechos, sobre todo plásticos, flotando sobre el mar!, les digo.

Mientras recogemos todo para volver al Club Kikoland decidimos que tenemos que respetar y cuidar la naturaleza porque es de todos y porque queremos volver cada año en verano a Son Bou a bucear, nadar y jugar como hacemos siempre en una playa con la arena blanca y un mar transparente. Y tú, ¿qué piensas sobre las propuestas que hemos hecho para mantener limpias las playas? ¿Cuándo comenzamos a ponerlas en práctica?


¿CÓMO PODEMOS COLABORAR?

  • Reduciendo nuestro impacto en las playas que visitamos.

  • Dejando los deshechos en los lugares adecuados.

  • Utilizando los contenedores de reciclaje de basura.

  • Si vas en barco o kayak, no lances los residuos al mar.

  • No desperdicies el agua de las duchas que hay en la playa.

  • Y recuerda: mantener la naturaleza limpia nos beneficia a todos.

Seguir leyendo
Buscando artículos...

Compartir

Recibe ofertas y novedades

He leído y acepto la política de privacidad