Kiko, tu guía turístico

¿Cómo se forman las playas de Menorca?

Hoy Hooky me ha levantado temprano para que le acompañe a dar un largo paseo por la playa de Son Bou. Dice que caminar por la orilla del mar cuando está amaneciendo es uno de los grandes placeres que tienen las vacaciones en Menorca. ¿Nos acompañas?

 

Esta es la playa más larga de la isla. 2,5 kms. de arena fina y clara y un sistema dunar bien protegido. ¿Cómo se forman las playas? ¿De dónde saldrá tanta arena? ¿Por qué no se la llevan las olas y el viento? Hooky se ríe dispuesto a contarme todo lo que sabe mientras nos quitamos las abarcas y comenzamos nuestro paseo matutino.

¿Cómo se forman las playas de Menorca?

  • “Cuantas preguntas, Kiko. Hace años que vives cerca del mar y ¿nunca te has preguntado cuál es el origen de las playas? Pues es muy sencillo. Las olas, las mareas y el viento traen la arena hasta la orilla. Se va acumulando y se forman las playas”, dice Hooky.

  • “Ya, pero ¿de dónde viene tanta arena?”, digo intrigado.

  • “Kiko, las rocas, los corales, las plantas y hasta los peces y otros animales muertos que haya en el fondo del mar se van desgastando por el movimiento de las olas y las mareas. Se llama erosión y provoca que se vayan formando los pequeños granos de arena que llegan a la costa y buscan lugares donde quedarse y amontonarse. ¿A que alguna vez te has encontrado trocitos de conchas entre la arena? Así, poco a poco, van apareciendo las playas que tanto nos gustan ”, me cuenta Hooky.

  • “Es increíble, seguro que tardan mucho tiempo en formarse, ¿no? La playa de Son Bou es tan grande que habrán hecho falta muchos años para que esté tan bonita. Pero, ¿las olas y el viento no se llevan la arena? Es tan fina que ¡un buen temporal podría dejar las playas vacías!”

¿Por qué te llevas la arena?

Bebé jugando con la arena en Son Bou Menorca

Hooky se pone serio imaginando playas sin arena, ¡con lo que le gusta jugar a hacer castillos y revolcarse hasta parecer una croqueta!.

  • “¡Claro!”, me dice, “¡y tú serás uno de los culpables porque vienes mucho a la playa y cada vez te llevas una parte de la arena!”

  • “Pero Hooky, qué dices, yo cuido mucho la playa. Nunca tiro basura para que esté bien limpia y si veo plásticos que trae el mar los llevo a la papelera”, le digo apesadumbrado.

  • “Sí, Kiko, lo sé. Pero sin darnos cuenta siempre nos llevamos arena. En la toalla, en los pies, en la mochila que hemos traído,... ¿Sabes que se hizo un estudio sobre este tema y llegaron a la conclusión de que en Menorca ¡entre todos los que vamos a la playa nos llevamos más de 300 toneladas de arena cada año!”, dice Hooky.

Esto me hace pensar porque me encanta hacer excursiones a esos rincones tan bonitos de Menorca que tienen pequeñas calas. Seguro que no es fácil que desaparezcan, pero ¿qué podemos hacer para evitarlo?

¿Se mueven las playas?

Como se forman las playas de Menorca

Hooky dice que las playas están en constante movimiento. ¡Pues yo no he notado nada! Por eso quiere que hagamos un experimento. Nos hemos sentado en la orilla y me he quedado mirando fijamente la arena.

  • ¿Ves como se mueven los granos de arena? Las olas los traen y los llevan. El viento los levanta un poco y los traslada a otro lugar”, señala Hooky.

  • “¡Es verdad, la arena se mueve! Lenta y suavemente va cambiando de lugar. ¡Mira Hooky, se van hacia atrás y han formado montones de arena detrás de la playa!”.

  • “Sí, son las dunas y verás que en ellas crecen plantas. Ellas ayudan a mantener la arena acumulada. Son muy importantes porque protegen las costas y garantizan la existencia de las playas porque son su reserva natural de arena. Es un paisaje con un gran valor ecológico”, explica Hooky.

  • “En Son Bou las dunas están protegidas y no se puede caminar por ellas porque detrás está el Prat que es la segunda zona húmeda más importante de Menorca después del parque Natural de la Albufera de Es Grau

  • “Así es, Kiko, y el Prat recibe agua de los barrancos de Es Bec y Son Boter que están detrás. Ellos también colaboran en la formación de la playa y aportan restos de su rocas blancas a la arena”, contesta Hooky.

¿Arena blanca o dorada?

Arena dorada en Cala Pregonda en Menorca

Las playas del sur de Menorca, como la de Son Bou, tienen arena fina y clara. Pero algunas playas del norte de la isla son de arena dorada, incluso rojiza, y un poco más gruesa. ¿Sabes porqué? Todo depende del origen de la arena.

En Menorca abundan las rocas calizas de tonos ocres muy claros y el blanco marés. Ellas forman parte de la arena de Son Bou. Pero las arenas de otras playas, como por ejemplo Cala Pregonda, se nutren de estas calizas, de arcillas y de otras piedras más antiguas y oscuras. ¿Recuerdas que en Pregonda vimos restos de rocas volcánicas?

Por eso las playas tienen colores tan diferentes según en qué lugar de la isla se encuentren.

Además, dicen que en Menorca el mar es tan transparente gracias a que los fondos arenosos están formados por pequeñísimos restos de organismos marinos que son de colores muy claros. Por esto no oscurecen el agua y la muestran con esos colores azules que tanto nos llaman la atención.

El valor de la Posidonia Oceánica

Barreras de posidonia en Son Bou Menorca

Esta planta marina es muy beneficiosa para Menorca. Os he hablado de ella en otras ocasiones. Algunos piensan que son algas, pero no. Son plantas que oxigenan el agua del mar y contribuyen a su excelente calidad.

  • “Si miras Son Bou desde el cielo verás una especie de manchas oscuras en el mar azul. Son praderas de Posidonia, barreras naturales que recogen la arena y que constituyen un hábitat privilegiado para muchos peces y otros animales marinos como las estrellas de mar”, le cuento a Hooky.

  • “Son una especie de bosques marinos. Sus hojas retienen la arena para que la playa no desaparezca cuando hay temporales de viento y lluvia”, me contesta.

¡A la ducha!

Nos hemos dado un buen chapuzón para refrescarnos y hemos pasado a ver a los patos que siempre están en la entrada de la playa. Hooky se ha puesto muy serio y me ha dicho:

  • ¡Ahora, en estas duchas de la playa, nos vamos a quitar bien toda la arena que llevamos encima. Límpiate muy bien los pies porque ya has visto que las playas son entornos naturales muy sensibles y depende de nosotros que se conserven tal y como están ahora”.

Yo ya me estoy duchando con mucho cuidado porque Son Bou es una de mis playas favoritas y sé que a vosotros también os gusta venir aquí a jugar y nadar con vuestras familias.

Y ahora me voy corriendo con Hooky a tomar un buen desayuno en el restarante Los Olivos para llegar pronto al Club Kikoland. Hoy hay programadas un montón de actividades con las que nos divertiremos con nuestros amigos. Y tú, ¿sabías cómo se forman las playas de Menorca?

Seguir leyendo
Buscando artículos...

Compartir

Recibe ofertas y novedades

He leído y acepto la política de privacidad