Kiko, tu guía turístico

¿Cuevas, elefantes y dinosaurios en Menorca? Pregúntaselo a Kiko

Salimos hacia Cala Morell. Es una pequeña urbanización al norte de Ciutadella en la que veremos unas cuevas, un poblado prehistórico y, si sigue luciendo el sol como ahora, daremos un paseo por la playa. ¿Nos acompañas?

La idea de venir hasta aquí fue de Cuqui. Unos amigos le hablaron de la necrópolis de Cala Morell y, enseguida organizamos una excursión.

  • Cuqui, ¿qué es una necrópolis?, le pregunté.

  • Es un lugar donde se enterraba a las personas que morían. Hace casi 4000 años los habitantes de Cala Morell excavaban cuevas en las rocas y las usaban como recintos funerarios. Hay algunas más modernas, que tienen unos 2500 años. Ahora podrás verlas y entrar en ellas.

15 cuevas en el barranco

Hemos llegado al aparcamiento. Estamos en la zona alta de la cala y caminamos hacia el barranco. Nada más entrar ya vemos las primeras cuevas.

nullDurante el recorrido hay 15 de diferentes tamaños. A algunas de ellas hay que subir por una escaleras de piedras. Cuqui quiere jugar y se esconde en su interior.

  • “¡He traído una linterna!”, dice.

  • “Como las cuevas no son muy profundas, no hace falta”, le contesto.

  • Con cara sonriente me replica: “Es que yo soy un explorador y necesito ver muy bien todos los rincones. Aquí enterraban a los muertos y les dejaban ofrendas y regalos como vasijas de cerámica. ¡Igual encuentro algo!”.

  • “No lo creo. Estas cuevas se utilizaron hasta que los romanos conquistaron Menorca pero los arqueólogos ya han trabajado aquí y se han llevado los restos a los museos de la isla”

Cuqui se asoma por las cuevas gritando mi nombre y riendo. Yo me escondo entre los árboles en silencio hasta que le veo pasar corriendo con cara de susto. ¡Pensaba que me había ido y se había quedado solo!

Un paseo entre árboles y rocas

El camino está señalizado y vemos todas las cuevas pasando por algunos senderos llenos de árboles y rocas. Desde lo alto del barranco las vistas son preciosas. Se ve el mar azul a lo lejos, el campo verde y amarillo, las casas blancas y los acantilados de la cala.

nullHemos vuelto al aparcamiento y, desde aquí cerca comienzan las señales que nos llevan al poblado. Está en lo alto de un acantilado, 35 metros por encima del mar. No hay un camino claro pero es fácil ver que hay que bajar entre las piedras antes de subir a la peña.

Fogones y un faro en lo alto del acantilado

El camino no es fácil. Hemos estado casi 10 minutos bajando por la ladera y unos 5 minutos para subir hasta el poblado. Dicen que es uno de los yacimientos arqueológicos más espectaculares de Menorca.

  • “¿Por qué elegirían este lugar tan aislado de todo para construir sus casas?, dice Cuqui, “tendrían que cargar hasta aquí la comida y el agua”.

  • “Mira, han hecho las casas con piedras pequeñas. ¿Recuerdas que fui hace poco al poblado de Torre den Galmés, cerca de Son Bou? Allí todo está hecho con piedras muy grandes y tenían talayots y taulas. Aquí no hay más que 13 viviendas”.

  • “Claro, es que este poblado es de hace más de 3000 años y aún no se construían talayots”, dice Cuqui subido a una especie de mirador, “seguro que desde aquí vigilaban el mar y la tierra para que nadie se acercara. Es como un pequeño faro”.

nullEn una de las casas, que aún están excavando los arqueólogos, se ve claramente un pequeño fogón donde cocinaban. Dicen que han encontrados restos de animales como vacas y cabras. Además hay una piedra para moler los cereales y unas pequeñas balsas donde recogían el agua de la lluvia.

¡A la playa!

Hace calor y la caminata nos ha hecho sudar así que estamos deseando llegar a la playa que hemos visto desde arriba.

nullEs pequeña y está entre dos altos acantilados. Cuqui se ha descalzado y ha metido los pies en el agua. Entre risas dice que está muy fresquita y salta por la orilla.

Muy cerca de aquí están las playas de Algaiarens, ¿os acordáis de la excursión que hicimos a la playa de La Vall?. Lo pasamos muy bien.

¿Hay dinosaurios?

Unos chicos están jugando con un gran tronco de árbol que el mar ha traído hasta la arena. Nos acercamos y hablamos con ellos. Nos señalan el acantilado de la izquierda y nos cuentan que se llama la Punta del Elefante porque hay un roca en lo alto que parece un gran elefante protegiendo la cala.

  • Curioso, Cuqui les pregunta porqué una parte del acantilado es de color casi blanco y la otra de un fuerte color rojizo.

  • “¡Ah!, es porque son tierras que pertenecen a diferentes épocas. Los rocas que son de color gris claro pertenecen al Jurásico....”

  • Cuqui no le deja acabar, con los ojos muy abiertos pregunta: “¿hay dinosaurios?”, lo que provoca las carcajadas de los chicos.

  • “No, no hay dinosaurios. En geología, que es la ciencia que estudia la tierra, el Jurásico corresponde a una época de hace unos 150 millones de años. Justo aquí, en Cala Morell estos terrenos que juntan con otros que pertenecen al Mioceno, época de hace unos 20 millones de años. Por eso hay tanto contraste entre unas rocas y otras”.

nullNo sé si Cuqui se ha quedado muy conforme con la explicación porque mira de reojo a todos los lados mientras subimos hacia el aparcamiento. Nos vamos al Club Kikoland. Pero volveremos en verano a esta cala porque nos han dicho que es estupenda para bucear y que suele haber muchos peces. ¿Te apuntas a la excursión? ¿Te gusta practicar snorkel? ¿Y visitar las cuevas de la necrópolis?


DATOS BÁSICOS

  • Desde Son Bou a Cala Morell hay 42,8 Kms. El camino es fácil. Cuando sales a la carretera general tomas la dirección de Ciutadella y al llegar allí giras por la Ronda Norte hasta Cala Morell. Está muy bien señalizado.

  • Desde Ciutadella hay transporte público hasta Cala Morell pero como tendrías que combinar horarios de varias líneas de autobús, te recomendamos alquilar un vehículo.

  • Al llegar a Cala Morell encontrarás las señales que te llevan hasta la Necrópolis. Hay dos pequeños aparcamientos que en la temporada de verano suelen estar llenos así que es mejor aparcar en las calles anteriores.

  • La Necrópolis está abierta todo el año y la visita es gratuita. El itinerario está muy bien señalizado con explicaciones de cada cueva.

  • A la entrada a la urbanización verás las señales que te llevan hasta un aparcamiento desde el que podrás dirigirte hacia el poblado arqueológico.

  • El poblado está abierto a las visitas durante todo el año y es gratuito pero no es recomendable para niños muy pequeños. La bajada hasta el nivel del mar no tiene mucha dificultad pero para subir al yacimiento hay una vieja escalera de piedras. Prudencia.

  • No olvides llevar calzado adecuado, agua y una gorra para protegerte del sol.

Seguir leyendo
Buscando artículos...

Compartir

Recibe ofertas y novedades

He leído y acepto la política de privacidad