Menorca

Descubre con Kiko la playa familiar de Es Grau en Menorca

¡Hoy voy a visitar la playa de Es Grau!. He desayunado en el Restaurante Los Olivos y he preparado la mochila: bañador y toalla, un bocadillo y un botellín de agua, la crema solar y una gorra. ¡Ah!, y unos prismáticos, porque esta playa forma parte del Parque Natural de la Albufera de Es Grau. ¿Lo conoces?. Es la mayor extensión de agua dulce que hay en Menorca, una laguna rodeada de plantas y árboles, sobre todo acebuches, que son olivos silvestres. Además, se pueden ver muchos animales porque es una reserva de aves acuáticas. Algunas aves llegan desde muy lejos y descansan en esta zona unos días antes de seguir su viaje y otras hacen sus nidos aquí mismo porque viven todo el año en el parque.

Justo al llegar a Es Grau he visto una águila pescadora que volaba bajo cerca de la playa y, cuando me he acercado a la laguna, he visto garzas, preciosas con sus largas patas metidas en el agua y sus picos brillantes. He dado un pequeño paseo por el parque natural desde el camino que hay en la playa porque desde aquí no se ve la laguna. Las dunas, que son como montañas pequeñas de arena, tapan la vista. Pero hacía mucho calor y decidido darme un buen baño. Además he venido con chanclas y para pasear por el parque hace falta un calzado más cerrado y cómodo.

En la playa hay un socorrista que nos vigila, pero Es Grau es muy tranquilo y de aguas muy poco profundas así que podemos nadar sin peligro y es perfecta para venir con niños. En el mar se pueden ver muchos peces, algunos grandes, como las lisas, que se escapan si te acercas y dan saltos sorprendentes. En medio de la playa hay una roca muy grande. Se llama la roca des Mabres y he ido nadando hasta allí para refrescarme.

Hoy he elegido esta playa porque casi no tiene olas y me apetecía alquilar un patín de pedales y recorrer un poco la costa. Muy cerca hay calas pequeñas muy bonitas a las que también se puede llegar andando por un camino que hay al final de la playa, pero ir navegando en patín ha sido mucho más divertido.

Otro día alquilaré un kayak e iré a la Illa den Colom, una pequeña isla en la que hace muchos años, más de cien, había minas de hierro y de cobre. Está muy cerca de la playa y también hay un taxi-barco que te lleva hasta allí si quieres conocerla.

Cómo llegar a Es Grau des de Son Bou

Es Grau (Menorca)
Es Grau está muy cerca de Maó, a unos 10 kilómetros. Puedes llegar en autobús des de Son Bou hasta Maó y luego de Maó a Es Grau, o ir en coche de alquiler y aparcarlo en el amplio parking de al lado de la playa.

Además de la playa y el parque, Es Grau es un bonito pueblo marinero, de casas blancas. Algunas están construidas junto al mar y hay un muelle donde llegan las barcas de los pescadores cada día. La playa está al lado del pueblo y hay restaurantes donde puedes comer pescado fresco a la sombra si decides pasar el día completo allí.

Al llegar a la arena lo primero que ves es un puente de madera construido encima de la gola. ¿Sabes qué es una gola? Es un canal natural que, en este caso, une el agua de la albufera con la del mar. Es decir, el agua dulce con el agua salada. Es el lugar por donde la laguna descarga el agua que le sobra de la que le llega de los torrentes cercanos cuando llueve.

Ya he devuelto el patín y me he sentado un rato en la arena, está muy limpia. Yo nunca dejo nada tirado, ni papeles, ni plásticos. A la entrada de la playa hay contenedores donde se puede dejar la basura para que la recojan. Recuerda que Menorca es Reserva de la Biosfera, precisamente porque cuida mucho la naturaleza para que todos la podamos disfrutar.

Aquí sentado veo las barquitas fondeadas a unos metros y las boyas amarillas que delimitan la zona de baño. Está prohibido que las barcas se acerquen a la arena.

Bueno, como me he olvidado de traer una sombrilla y hace mucho sol, recojo mis cosas y voy a pasar un rato jugando en el parque infantil que hay cerca de la playa. Allí esperaré divirtiéndome hasta que regrese a mi casa, el Club Kikoland del Hotel Royal Son Bou.

Ha sido un buen día. ¿Preparamos ya un visita a la Illa den Colom en kayak? Podemos llevar bocadillos y agua y pasar el día descubriendo los animales que viven allí. ¡Acuérdate de llevar prismáticos!. ¿Tienes cámara de fotos?, pues llévala para tener un buen recuerdo.

 

Seguir leyendo
Buscando artículos...

Compartir

Recibe ofertas y novedades

Al enviar aceptas la política de privacidad