Consejos

Excursiones con niños en Menorca

Caminar por los campos, adentrarse en bosques, recorrer barrancos o pasear por la costa, Menorca tiene multitud de sitios alucinantes para descubrir en familia.

 

Organizar una excursión con los niños es una forma genial de conocer el encanto de nuestra isla y estar en contacto con la naturaleza, a la vez que compartís momentos todos juntos. Y mientras camináis, podéis aprovechar para jugar a juegos como veo-veo, encontrar animales, adivinar sonidos o buscar señales en el sendero, así los niños irán mucho más atentos.

Desde el Royal Son Bou hemos seleccionado algunas excursiones para hacer con niños en Menorca:

Barranco de Algendar

null

El Camino Real, un antiguo camino de la época medieval que recorrían en carros o caballos las personas que iban desde Mahón a Ciutadella, pasa por el Barranco de Algendar. Es uno de los paisajes rurales más bonitos de Menorca.

El sendero está lleno de leyendas que puedes leer en los carteles que irás encontrando: la de la Cruz de Son Gornés, la del Pozo de la Perdiz Blanca,... Cada una de estas señales te sugieren actividades que puedes hacer en el recorrido como distinguir las hierbas aromáticas más comunes que te vas encontrando y reconocerlas por su olor. Los niños disfrutarán esforzándose por adivinarlas todas.

Hay momentos en que parece que los árboles se inclinan formando un pasadizo para darte sombra y las rocas blancas y la pared de piedras delimitan el sendero hasta llegar al último tramo, la Cuesta de na Salema.

Es imprescindible hacer un alto en el camino para descansar en la Cueva Real, antiguamente utilizada por campesinos y cazadores para resguardarse. Fue una vivienda en la prehistoria y, aunque no es muy grande, es el lugar ideal para sentarse y disfrutar de su fresca temperatura.

En esta parte del Barranco de Algendar, en Ferreries, los niños se divertirán cuando vean algunos de los animales que viven allí. Las tranquilas tortugas que comen en las orillas del camino, las aves rapaces que verán volar de esa manera tan elegante que parece que flotan en el aire, y, por supuesto, las vacas que pastan en los campos verdes que rodean todo el sendero.

Cova d’es Coloms

null

Una excursión que seguro que os impresionará es la Cova d’es Coloms, en Es Migjorn Gran. Es la mayor gruta natural de Menorca, mide 24 metros de altura, 100 metros de largo y 15 metros de ancho, y se la conoce como La Catedral. Por los restos arqueológicos encontrados, parece que en la época talayótica tuvo alguna función religiosa o ritual.

Para llegar a la Cova d’es Coloms lo recomendable es que vayáis a Santo Tomás y desde allí crucéis la playa de Binigaus. Al llegar al final de la playa, encontraréis unos bebedores de piedra dónde se divide el camino, por un lado, lleva a Cala Escorxada y por el otro, hacia la derecha, os conducirá dentro del barranco de Binigaus. A continuación, seguiréis un camino estrecho que transcurre entre bosques y rocas dentro del barranco. Las indicaciones para llegar a la cueva no están muy claras y, en muchas ocasiones, están pintadas en las rocas. Podéis hacer un divertido juego con los niños para ver quien descubre las flechas que os llevarán a vuestro destino.

Antes de llegar a la Cova d’es Coloms, está la Cova de Na Polida, es una cueva de difícil acceso y no se puede llegar al final, ya que se ha cerrado para proteger a una familia de murciélagos ratoneros que viven allí. Pasada esta cueva, a la derecha, encontraréis el camino que debéis seguir y en pocos minutos llegaréis a la espectacular Cova d’es Coloms.

Lo curioso es que Cova d’es Coloms significa Cueva de las Palomas, debido a que hay un bebedero natural dónde las palomas torcaces van a beber y refrescarse.

Esta excursión está más recomendada para niños a partir de 5/6 años. La ruta no tiene mucha dificultad, pero hay zonas estrechas y con pendiente.

¿Y qué os parece si acabáis la excursión con un buen chapuzón en la playa de Binigaus?

Castell de Santa Àgueda

null

Subir al Castell de Santa Àgueda es una excursión apta para toda la familia. El castillo está situado en lo alto de una colina de 264 metros y el acceso es solo para viandantes.

A unos 3 km de Ferreries en dirección a Ciutadella, está el Camí dels Alocs, se debe continuar unos 4km, donde se encuentra la entrada del camino. Para subir hay que caminar unos 1.5 km, y se llega a la cima en poco más de media hora.

El castillo es el patrimonio más importante de la época islámica. Fue construido por los árabes sobre una fortificación de la época romana, y en 1287 se convirtió en el último punto de resistencia de los árabes, cuando la isla fue invadida por Alfonso III.

Actualmente solo quedan los restos de la fortificación, pero vale la pena subir para disfrutar de las fantásticas vistas de la parte occidental de Menorca.

Parque Natural de la Albufera de Es Grau

null

Hay más de 5000 hectáreas de campo, playas y calas, lagunas, la Isla den Colom, el faro de Favàritx,... un gran espacio donde descubrir la Menorca más natural y unos paisajes privilegiados. Es el Parque Natural de la Albufera de Es Grau, el núcleo de la Reserva de la Biosfera.

El centro de recepción Rodríguez Femenias, en la carretera de Mahón a Es Grau, tiene una pequeña exposición sobre los diferentes ecosistemas del parque. Allí te ofrecen todas las explicaciones sobre los 3 itinerarios que puedes elegir, todos de fácil acceso para que puedas preparar una divertida excursión familiar.

El primer itinerario, Sa Gola, te lleva hasta la playa de Es Grau por un camino rodeado de grandes árboles. El mirador, con una impresionante vista de la albufera y de los animales que allí viven, es uno de sus atractivos. Es interesante como se regula la entrada de agua salada a esta laguna de agua dulce. Lo verás desde el puente al inicio de tu recorrido.

El segundo itinerario, Santa Madrona, tiene varias pantallas de madera en su recorrido para que los niños puedan observar a las aves acuáticas sin molestar. Un poco de silencio y disfrutaremos con sus juegos en la laguna.

El tercer itinerario, el Mirador de Cala Llimpa, es uno de los más fáciles de recorrer y acaba en la Punta de na Verda desde puedes ver, al fondo, las casas blancas de Es Grau. El Observatorio den Biel, una casita de madera con los dibujos de todas las aves que habitan en la zona te permite verlas al natural, en su propio hábitat, y reconocerlas por las imágenes. Cormoranes, patos de todos los colores, galápagos,... los niños estarán tan entretenidos que querrán quedarse allí un buen rato.

Salinas de Mongofre

null

Dentro de los límites del Parque Natural de la Albufera d’Es Grau se encuentran las Salinas de Addaia y Mongofre. Dos salinas del siglo XIX separadas por una franja estrecha de tierra, que están en desuso desde 1990. Es una zona de nidificación de aves, por lo que es un lugar idóneo para observarlas.

Para empezar la excursión, hay que llegar a la urbanización de Addaia y, desde allí, seguir las señales del Camí de Cavalls. Es un recorrido fácil y llano de unos 3 km, solo hay una bajada que será cuesta arriba a la vuelta.

En esta excursión podréis ver gaviotas, cigüeñas patos y otras aves. Es importante no gritar ni hacer mucho ruido para no asustar a estos animales. ¿Cuántas especies diferentes sois capaces de ver? Una idea divertida es llevar un cuaderno para que los niños dibujen las aves y otros animales que van descubriendo durante la excursión, será un bonito recuerdo para llevar de vuelta a casa.

Canteras de s’Hostal

Ruta mágica por las Canteras de S'Hostal en Menorca

Este impresionante lugar, que hace unos 20 años que dejó de funcionar como cantera, se ha convertido en un espacio donde aprender cómo se trabajaba la piedra de marés típica de Menorca. Sus cortes en las altas paredes, los jardines botánicos, esos rincones a la sombra de los árboles, el laberinto en el que los niños se perderán divertidos intentando encontrar la salida,...

Un recorrido bien señalizado te paseará por los senderos que ya se han rehabilitado. Verás el Tótem, una alta escultura de piedra formada por los cortes que los canteros realizaban y escucharás el sonido del agua del jardín medieval.

Los jardines botánicos tienen los nombres de todas las plantas que se han incorporado dando color a un sencillo paisaje de piedras blancas y ocres que parecen arañadas por el trabajo de antiguos canteros.​

Además de visitar estas instalaciones puedes acercarte al Centro de Recuperación de la Fauna Silvestre que se encuentra en el mismo recinto. Es como un hospital para animales. A los niños les encantará ver cómo los cuidan y las explicaciones de los monitores que se ocupan de atenderlos hasta que están curados y pueden volver a su hábitat natural.

Entre las altas paredes se organizan cada año en verano diversas actividades culturales: teatro, música,... dice que la acústica es increíble y, además, cuando cae el sol, las sombras componen divertidas formas en los muros.

Excursión a la playa

null

¿Y qué tal si combináis senderismo y playa? El trayecto hasta alguna de las calas más bonitas de Menorca puede ser una verdadera excursión y, después de una caminata, será muy agradable bañarse en el mar y disfrutar de un día de playa.

  • Llegar a Cala Pregonda desde la playa de Binimel·là es una ruta fácil y sencilla, de unos 30 minutos, pero no hay sombra. Cala Pregonda está situada en el norte de la isla y por su arena dorada, sus aguas transparentes y las rocas que sobresalen del mar es una de las calas más espectaculares de Menorca.
  • Desde Cala Galdana se puede ir a Cala Mitjana por un lado o a Cala Macarella por el otro. Sin duda, son dos de las playas más bonitas de la isla, rodeadas de vegetación, con aguas cristalinas y arena blanca y fina, son un auténtico paraíso. También son las más famosas, por lo que están muy frecuentadas durante los meses de julio y agosto.
  • En la zona norte de Ciutadella está Cala Pilar, una playa de arena dorada y aguas transparentes, rodeada de tierra arcillosa. Para llegar tendréis que seguir un camino que se adentra en el bosque.

Es imprescindible tener en cuenta que las playas vírgenes no disponen de ningún servicio, así que no olvides llevar todo lo necesario.

Para realizar cualquiera de estas excursiones es muy importante llevar siempre abundante agua y algo de comida, así como protección solar. Y por supuesto, tanto los niños como los mayores, necesitaréis un calzado adecuado para caminar y ropa cómoda.

Levantarse temprano, coger fuerzas con un buen desayuno en uno de nuestros restaurantes y salir a explorar Menorca. ¿Listos para vivir auténticas aventuras en familia?

Seguir leyendo
Buscando artículos...

Compartir

Recibe ofertas y novedades

He leído y acepto la política de privacidad