Kiko, tu guía turístico

Kiko llega hasta Macarella por el Camí de Cavalls de Menorca

¿Habéis oído hablar de Macarella? Es una de las calas vírgenes más bonitas de Menorca. Hoy voy a hacer una excursión por el Camí de Cavalls desde Cala Galdana hasta Macarella.

Un camino de más de 8 siglos

¿Recordáis qué es el Camí de Cavalls? Es el sendero que recorre toda la isla por la costa. Mide 185 Kilómetros y es muy antiguo. Hace más de 800 años se utilizaba para que los soldados pudieran proteger Menorca de los invasores que llegaban por el mar.

He llegado a Cala Galdana. Al lado de puente que hay a la derecha de la playa comienza el Camí de Cavalls. Esta parte bordea la costa y el mar está hoy precioso, ¡tiene unos colores tan bonitos!

Veo grupos de personas con mochilas. El camino está muy bien señalizado y yo procuro ir por la sombra para no pasar mucho calor. Aquí hay muchos árboles y los pájaros cantan alegremente.

null

En lo alto del acantilado

Una familia camina a mi lado. Se quedan mirando una señal de madera con un sol pintado. No saben lo que es aunque el padre cree que si siguen en esa dirección seguro que llegarán a un mirador. Los niños gritan entusiasmados y yo decido ir con ellos.

Después de recorrer unos 200 metros nos encontramos en lo alto de un acantilado. Las vistas son maravillosas. Vemos el mar, un velero que se dirige hacia la playa y un grupo de personas en kayak que reman divertidos.

null

Por el camino nos hemos encontrado con 4 miradores de este tipo. Todos están muy bien señalizados y merece la pena acercarse a ellos entre los pequeños bosques de encinas y el romero silvestre. ¡Qué bien huele!

El canto de las cigarras

El camino es bastante plano y ancho. Saltamos y corremos riendo. El niño, que se llama Tomás, tararea una conocida canción. De repente, se ha quedo quieto y callado. Ladea la cabeza y parece que oye algo extraño. Todos paramos.

La madre le cuenta que el sonido que está escuchando es el de las cigarras. Son unos pequeños insectos con alas que hacen ruido con unas membranas que tienen en el abdomen. El sonido es un poco estridente y lo hacen cuando llega el calor del verano.

Escaleras hasta el mar

Seguimos el camino y llegamos a unas escaleras de madera que recorren el barranco en la parte que tiene más pendiente. Un grupo de chicas en bicicleta bajan por la ladera con dificultad. Al verlas, decidimos bajar por las escaleras.

null

Hay muchas y bajan hasta la playa de Macarella. Rodeada de acantilados de color blanco, un mar azul turquesa y la vegetación verde,... este lugar es precioso. Nos sentamos a la sombra de los pinos para descansar un rato pero, poco a poco, nos descalzamos y nos quitamos la ropa. ¡El mar está tan cerca que no podemos resistirnos! ¡Al agua!

Cuevas en el camino a Macarelleta

Hemos nadado y jugado en el mar hasta quedar rendidos. Además hemos alquilado unos kayaks y hemos bordeado toda la bahía. En el acantilado hemos visto unas cuevas. Están cerca del camino que lleva a Macarelleta, una pequeña cala que está a unos 200 metros de Macarella.

null

Tomás quería trepar por las rocas para llegar a las cuevas. ¡Cree que encontrará algún tesoro que los piratas dejaron olvidado! Al final se ha rendido y nos hemos sentado a la sombra a comer los bocadillos que traíamos.

Una aventura para Hooky

Yo ya tengo que volver al Club Kikoland. Hooky me espera para contarme cómo desembarcó en Macarella, subió por el barranco y caminó hasta Ciutadella la primera vez que vino a Menorca. El siempre tiene muchas aventuras que contar pero hoy seré yo quién le explique mi aventura por el Camí de Cavalls.

null

Es muy emocionante recorrer todos los senderos desde los que los soldados vigilaban para que Menorca no fuera invadida. ¿Conoces ya el Camí de Cavalls? Estoy pensando ya en una excursión por la costa norte. ¿Me das alguna idea para preparar otra divertida caminata y seguir explorando Menorca?

null

Seguir leyendo
Buscando artículos...

Compartir

Recibe ofertas y novedades

He leído y acepto la política de privacidad