Kiko, tu guía turístico

Kiko se pierde en el poblado de Binibeca Vell

¿Conocéis Binibeca Vell? Nos han dicho que es un bonito poblado de pescadores que está en el sur de Menorca. Hooky y yo nos vamos ahora de excursión. Pasearemos por allí y luego nos daremos un buen baño en la playa.

Un poblado de cuento

Llegamos temprano y lo primero que vemos son pequeñas casas blancas con ventanas y puertas de color verde oscuro. Las chimeneas también son de color blanco y en el muelle hay varios barcos fondeados. ¡Es precioso!

null

Unas niñas ríen mientras juegan con un gato negro. A su lado, una familia está sentada a la sombra en la puerta de su casa mientras hacen planes para pasar el día en la playa. Nosotros comenzamos a caminar y ¡nos llevamos una gran sorpresa!.

El sol no llega a la calle

El poblado de Binibeca Vell es como un laberinto de calles estrechas a las que, en algunas partes, no llega ni el sol. Hemos comenzado a caminar y hemos visto una especie de túnel:

  • ¡Vamos por alli!, dice Hooky.

  • Vale, pero luego iremos por estas escaleras para llegar arriba y ver el mar.

null

Y después de un rato paseando, Hooky dice:

  • ¿Dónde estamos?

  • ¡Nos hemos perdido! Creo que por aquí ya hemos pasado antes.

  • No te preocupes Kiko, dice Hooky. Yo soy marinero y sé guiarme en las tormentas, aunque no vea el sol ni las estrellas.

Un reloj de sol

Hooky se queda muy pensativo y me señala hacia la derecha. Poco a poco, llegamos a una pequeña plaza. El sol brilla, vemos el mar y hay un camino por el que llegamos hasta el muelle de Binibeca Vell. ¡Estamos salvados!

null

Antes de salir del poblado, Hooky me enseña un reloj de sol que hay pintado en la pared de una casa. Me explica que cuando el sol se refleja en la pared la aguja señala la hora solar. Es muy bonito y hemos pensado que podríamos dibujar uno en nuestra casa, el Club Kikoland. ¡Seguro que Cuqui nos ayuda a hacerlo!

Silencio, por favor

En el poblado de Binibeca no nos hemos encontrado con mucha gente. Un señor que estaba sentando en un banco nos ha dicho que por la tarde está muy animado porque abren los comercios y los restaurantes y se puede ver una preciosa puesta de sol.

También nos ha contado que Binibeca no es un pueblo de pescadores. En realidad es una urbanización que se construyó tomando como modelo las casas de los pescadores de Menorca. Siempre muy bien encaladas para que sus paredes blancas resplandezcan al sol.

null

Nos ha sorprendido encontrar muchos carteles pidiendo “Silencio, por favor”. Y el señor Joan, así ha dicho que se llama, nos ha explicado que como las calles son muy estrechas las casas están muy cerca unas de otras. Así que se oye todo y hay que respetar a las personas que quieren descansar.

¡A la playa!

Hablando muy bajito nos marchamos de este lugar tan bonito que es como un pueblo de cuento y nos vamos a la playa de Binibeca. El señor Joan se ha ofrecido a llevarnos en su coche. No está muy lejos pero ¡hace tanto calor!...

Nos ha dejado en el aparcamiento y hemos cogido el camino por el bosque. La vegetación está bastante seca y hay carteles señalando que no se puede hacer fuego. ¡Ya veo la playa!

null

Nos hemos dado un refrescante baño. Hooky quería alquilar unas barquitas de colores que heos visto en la playa pero yo tengo mucha hambre. Estoy soñando con comerme el bocadillo que llevo en la mochila.

Bajo los pinos

Cuando veníamos a la playa hemos visto un merendero con mesas y bancos a la sombra de los pinos. Hemos comprado bebida fresca en el chiringuito y nos hemos sentado en bajo los árboles para comer tranquilamente. ¡Qué bien se está aquí!

  • El suelo es muy blandito, dice Hooky. Mira, descálzate.

  • ¡Oh! La tierra del merendero está cubierta por Posidonia seca. ¡Parece acolchado!

null

¿Recordáis que era la Posidonia Oceánica? Hace unos meses, cuando fui a practicar snorkel, os conté que es una planta muy buena para el mar porque le aporta oxígeno.

Hemos descansado un rato y ya estamos preparados para volver al Hotel Royal Son Bou Family Club. Hemos quedado para cenar con Troglo y Dita y no queremos llegar tarde.

null

Nos ha gustado mucho conocer Binibeca Vell. A Hooky le ha encantado el muelle y la playa. A mí, las casas blancas con sus chimeneas y la callejuelas que parecen desfiladeros. ¿Qué es lo que más os gusta a vosotros de Menorca? 

null

Seguir leyendo
Buscando artículos...

Compartir

Recibe ofertas y novedades

Al enviar aceptas la política de privacidad