Kiko, tu guía turístico

Kiko y sus amigos celebran en Menorca el fin de año

Hoy estamos todos muy emocionados en el Club Kikoland. Hemos decidido celebrar juntos la Nochevieja en Menorca. Hace una semana que lo preparamos y, para que sea más divertido, cada uno de nosotros representará un país.

Todos tenemos que aportar al menos una tradición gastronómica y alguna curiosidad o costumbre. Por ejemplo, a mí me ha tocado España y voy a llevar uvas y turrón y les hablaré de las doce campanadas.

 

Dulces tradicionales

Cuqui representa a Inglaterra y lleva varios días en la cocina intentando hacer un Christmas pudding. Es un postre típico en las fiestas navideñas inglesas y él tiene una receta de su abuela, que vivio allí muchos años. Dice que era el mejor pudding que ha comido.

Veo a Hooky paseando. ¿Lo tendrá todo previsto?. Me acerco a él y me cuenta que en Italia hay un dulce tradicional que se llama Pannetone, una especie de bizcocho esponjoso con frutas confitadas. Ha llamado a unos amigos de Milán que conoció en Menorca y les ha pedido que le envíen uno. Bueno, dice que ha pedido dos ¡porque le encantan!.

Troglo y Dita representarán a Alemania y, además serán los anfitriones de la cena porque nos reuniremos en Trogoland, la cueva en la que viven. Dita nos explica que una amiga alemana le enseñó una vez a hacer el Christstollen, un dulce típico muy antiguo, una especie de pan dulce con pasas que es delicioso. Como Dita es una excelente cocinera, ya lo tiene todo a punto. ¡Seguro que es riquísimo!

 

Predecir el futuro

null

Troglo está muy misterioso. Dice que nos quiere predecir el futuro. Le pregunto si tiene una bola mágica pero nos explica que es tradicional en algunas familias alemanas participar en el Bleigiessen. Hooky y yo nos miramos con extrañeza. Nunca hemos oído hablar de esta costumbre. Luego nos lo contará.

Faltan 3 días para la Nochevieja. Nos hemos reunido para ver cómo van los preparativos. Dita hará una buena cena y entre todos llevaremos los postres y la bebida. Yo he comprado cava catalán. Nos servirá para brindar por el nuevo año.

Troglo dice que traerá sekt, un delicioso vino espumoso alemán. Hooky tiene asti spumante, un vino espumoso italiano perfecto para comer el Pannetone. Cuqui preparará  mulled wine, es un vino caliente con especias como jengibre, canela y naranjas. ¡Qué rico!

 

Uvas y turrón

null

Les explico que cada uno de nosotros tendrá un bolsita con 12 uvas y que justo a la medianoche, cuando el reloj dé las doce campanadas, nos las comeremos. Una por campanada. Y, para tener suerte en el próximo año, tenemos que acabarlas, sin atragantarnos, cuando suene la última campanada.

Es una costumbre española. Se cuenta que en 1909 hubo una abundante cosecha de uvas. Para aprovecharlas, los productores de Alicante propusieron esta idea que se ha convertido ya en tradición. También he comprado turrón, un dulce típico hecho de almendras y miel.

 

Christmas pudding y deseos

null

Cuqui dice que no podrá comer las uvas y contar hacia atrás los últimos 10 segundos del año. En Inglaterra lo hacen en voz alta y si tiene la boca llena de uvas..... ¡Nos reímos todos porque ha inflado las mejillas y ya no se le entiende nada!.

Bueno, Cuqui ha conseguido elaborar un Christmas pudding que nos asegura que hará que nos chupemos los dedos. Además, quiere que, antes de sentarnos en la mesa, escribamos en un papel lo que queremos para el 2016. Así se cumplirán todos nuestros deseos.

 

Lentejas que traen fortuna

null

Hooky está muy tranquilo. El Pannetone llegará a tiempo y él ya tiene preparadas las lentejas para la cena. ¡Lentejas! ¡No sabemos ni qué decir!. Pero insiste en que tenemos que comer unas cucharadas de lentejas antes de que acabe el año. Es la manera de atraer la mejor fortuna para nuestra familia durante el año que viene.

Por fin Troglo nos va a explicar qué es el Bleigiessen. Ha traído una vela, unas cucharillas de plata y un recipiente con agua fría. Esa noche, después de la cena, cada uno pondrá un trocito de plomo en la cucharilla y la calentará en la vela. Cuando se derrita el plomo, lo echaremos en el agua. Cada trocito de plomo tomará una forma diferente y el juego consiste en interpretar lo que significa esa forma. ¡Qué divertido!

Tenemos todo preparado para pasar una Nochevieja bien entretenida. Y, antes de que acabe el año, queremos desear a todos nuestros amigos del Hotel Royal Son Bou Family Club y a todos los clientes que nos visitan cada verano FELIZ AÑO.

 

Seguir leyendo
Buscando artículos...

Compartir

Recibe ofertas y novedades

Al enviar aceptas la política de privacidad