Menorca

Por qué viajar a Menorca en Mayo

No hace falta darte muchos motivos para que visites Menorca. Playas de arena blanca, agua cristalina, paisajes increíbles y una gastronomía espectacular. Y es que la isla balear se ha convertido durante los últimos años en uno de los destinos preferidos de los viajeros para disfrutar de sus vacaciones en verano. La isla menorquina tiene un encanto especial que hace que repitas más de una vez. En otras palabras, te enamora.

 

Si decides venir con tu familia a Menorca es probable que pienses que la mejor opción es venir en junio, julio o agosto; pues son los meses más calurosos y los más deseados para disfrutar de las ansiadas y esperadas vacaciones. Pero, ¿y si te dijéramos que hay otro mes en el que puedes disfrutar al cien por cien del encanto y esencia de la isla?. Un mes en el que el sol y las buenas temperaturas ya están aquí y la isla te ofrece plena tranquilidad en sus playas, calas y ciudades: se trata del mes de Mayo.

En Mayo los menorquines sabemos que empieza ya lo bueno. Y como hemos dicho anteriormente, Mayo es un mes en el que puedes disfrutar de temperaturas que alcanzan los 25ºC. Tendrás las ventajas de conducir por carreteras secundarias para llegar a sus playas vírgenes sin apenas cruzarte con un coche. Cuando llegues ahí, verás que la playa es prácticamente para ti y tu familia. Disfrutarás de su naturaleza y paisaje, pues Menorca es reconocida desde hace años como reserva de la biosfera. Pasearás por Mahón o Ciudadela pudiéndote sentar en la terraza que más te guste. Y te envolverás de su pasión y tranquilidad por cada rincón de la isla.

En Royal Son Bou te aconsejamos los mejores planes para hacer en Menorca durante este mes para ti y tu familia:

Bañarse en las playas familiares

null

Playas en Menorca hay muchas, de norte a sur y de este a oeste verás que hay numerosas opciones para disfrutar del sol, la arena y el agua. Pero aquí te ofrecemos las mejores para ir a la playa en familia:

  • Son Bou: es la playa más grande de Menorca con 2,4 kilómetros. Además, esta enfrente del hotel, por lo que no te costará nada coger las palas, toallas, rastrillos y cubos y pasar el día ahí con tu familia. Además dispones de diversos chiringuitos y restaurantes justo enfrente del mar para disfrutar de una deliciosa paella, marisco, pescado, y para los más pequeños dispones también de menús infantiles. Aburrirte no te vas a aburrir, pues en Son Bou hay diversas actividades acuáticas para que los niños disfruten al máximo. Castillos hinchables en el mar, paseos en barca o ir con la “salchicha” detrás de la lancha son algunos de los planes que puedes hacer en Son Bou.
  • Es Grau: esta es sin duda una de las playas familiares por excelencia de Menorca. Destaca por que dispone del único parque natural de la isla, en el que se pueden hacer excursiones y disfrutar de su flora y fauna. Además es una playa de mar poco hondo, por lo que no hay ningún tipo de riesgo para que los niños disfruten del agua. Y si eres de los que te va la marcha, dispones también de actividades como el kayac y el paddle surf para disfrutar de sus alrededores. Y si te animas, también puedes visitar de pequeña islita de enfrente y sus playas vírgenes: la illa d’en Colom.
  • Playa de Son Saura: Situada también en el sur de la isla, es una de las más bonitas por su arena y sus aguas claras. Tiene un acceso fácil para ir en coche, y es ideal para que los niños se diviertan. En Mayo además, no habrá problemas de parking pues casi siempre suele estar libre. Algo más difícil de ver durante la temporada alta. Dispone de lavabos y una zona con pinos para disfrutar de una buena comida o echar una siesta cuando los pequeños estén cansados.

Descubrir la magia de los faros

null

Los faros de Menorca poseen una magia especial por la que vale la pena visitarlos. Presentes en los puntos más estratégicos de la isla, se convirtieron en referencia para los navíos, y hoy en día son foco principal de la atención de todos los visitantes de Menorca. Hay 7 faros en la isla, y nuestra sugerencia para ir en el mes de Mayo es la siguiente:

  • Faro de Cavalleria: Para algunos es sin duda el mejor faro de la isla, no tan sólo por su estructura, sino sobre todo por el sitio donde está ubicado, en un acantilado en el norte de la isla desde el que se ve un paraje precioso al mar mediterráneo. ¿Cuándo ir? Sin duda al atardecer. Es una de las puestas de sol más bonitas que encontrarás. Siéntate en uno de sus acantilados, o en la misma zona donde se encuentra el faro y simplemente disfruta el momento.
  • Faro de Favàritx: este faro entraña una ilustre silueta, que acompañada del mar de fondo se convierte en uno de los más especiales de la isla. Lo mejor es visitarlo durante el día y después puedes llegar hasta sus playas vírgenes más cercanas: Cala Tortuga y Cala Presili, dos auténticas joyas de la naturaleza.

Visitar las dos principales ciudades

null

Mahón y Ciudadela son las dos principales ciudades de Menorca, y cada una esconde secretos y tesoros que no os debéis perder:

  • Mahón: Una ciudad hermosa y galante. Así lo define parte de su himno. Y así es la capital de Menorca, en la que se respira un aire especial. La iglesia de Santa Maria, Es Mercat d’es Peix, Es Claustre y sus calles principales hacen que te envuelvas en una ciudad llena de pasión e historia. No te olvides de visitar con tu familia su puerto, el segundo puerto natural más grande del mundo. Con un paseo marítimo envidiable y unas embarcaciones dignas de contemplar.
  • Ciudadela: es la otra ciudad principal de Menorca, situada al oeste de la isla. En ella todo es historia, pues fue un punto de referencia en épocas pretéritas, desde la llegada de los árabes hasta la invasión de los británicos. Perderse por sus callejones de piedra hace que descubras lugares y monumentos dignos de retener en tu retina: la Catedral, los Palacios, el edificio del Ayuntamiento y su pequeño puerto de pescadores al pie de las inmensas murallas que protegían la ciudad.

Recorrer el Camí de Cavalls

nullAsí mismo, en mayo puedes descubrir la esencia y la auténtica alma de Menorca recorriendo alguno de sus tramos del famoso “Camí de cavalls”. Un camino que rodea la isla y por el que podrás llegar a lugares increíbles que son un auténtico regalo para los amantes de la naturaleza. Mayo es sin ninguna duda la mejor época para disfrutar de estos caminos, pues con la primavera verás el auténtico potencial de la flora y fauna de la isla. Aquí te proponemos algunos tramos para hacer con los más pequeños:

  • Son Bou - Sant Tomàs: Un auténtico lujo para disfrutar en familia, pues se trata de un tramo llano, de poco más de dos horas duración y en su mayor parte paralelo a la costa. Disfrutaréis del paisaje de los campos de Menorca con sus paredes de “piedra seca” y de un baño en la cala virgen de Atalis.
  • Cala Galdana – Cala Mitjana: De Cala Galdana dicen los menorquines más mayores que fue sin duda la mejor playa de la isla antes de su urbanización. Es una de las playas más visitadas durante el verano y guarda aún un encanto especial. Te recomendamos en este caso que realices el tramo Cala Galdana – Cala Mitjana, una de las mejores rutas del sur del Camí de Cavalls. En el camino te encontrarás con paisajes dignos de fotografiar, con miradores que te llevan a gozar de unas vistas inolvidables y con un sendero que termina en una de las playas más famosas y admiradas para los turistas: Cala Mitjana.

Y es que Menorca, para los que residen en la isla, es bonita todo el año, pues en cada estación disfrutas de algo diferente que no tienen otros lugares del mundo. Y Mayo es sin duda un mes ideal para disfrutar de la isla en familia. ¿Tienes pensado ya qué hacer cuando vengas a Menorca? Compártelo con nosotros. Aquí te dejamos también un artículo sobre qué hacer si visitas Menorca en Primavera.

Seguir leyendo
Buscando artículos...

Compartir

Recibe ofertas y novedades

He leído y acepto la política de privacidad