Kiko, tu guía turístico

¿Rocas volcánicas del norte de Menorca? Ven con Kiko a Cala Pregonda

Dicen que Cala Pregonda es la playa más bonita de Menorca. Hoy voy a descubrirlo. He preparado una excursión por el Camí de Cavalls (Camino de Caballos) desde la playa de Binimel·là hasta Pregonda, en el norte de la isla.

Es un tramo fácil de recorrer pero casi no hay sombra así que meto en la mochila agua, fruta y una gorra para protegerme del sol. De todas maneras pasaré por cuatro calas preciosas y tendré la oportunidad de darme un buen chapuzón en cada una de ellas.

¿Dónde están los patos de la laguna?

Llego al aparcamiento de Binimel·là, al lado del restaurante cercano a la playa. Camino por el sendero y, desde aquí veo una laguna. Es el Torrente de S'Alairó. Hay bastante agua pero no veo patos. Unos excursionistas me han dicho que salen más tarde y que son muy atrevidos y se acercan sin miedo a las personas que pasean por allí.

nullUna cómoda pasarela de madera me lleva hasta la playa, así evitamos pisar las dunas y entrar en la zona húmeda del torrente. Todos tenemos que colaborar para conservar mejor esta zona de arena y vegetación. Ya sabes que las dunas son muy frágiles. Son el hábitat de plantas que ayudan a retener la arena y de muchas aves y otros animales.

¿Por qué hay que cerrar siempre las barreras?

El camino hacia Pregonda está bien señalizado. Uno de los excursionistas a los que me he unido me recuerda que hay que cerrar las barreras que te encuentres en el campo.

- “Puede que haya ganado, vacas u ovejas, y si les dejas la puerta abierta se podrían ir hasta la playa y obligarías al propietario a volver a llevarlas a su terreno”, me dice uno de ellos.

nullCierro la barrera que acabamos de pasar. Todo el camino está señalizado con cuerdas:

- “Tenemos que seguir el recorrido indicado y no salir de él. Toda esta zona es un paisaje natural protegido. ¡Mira!, allí está el estanque temporal de Calasmorts. Ahora no tiene agua y está lleno de flores”, dice el que se llama Enrique.

Los caballos se lucen entre colores

Justo enfrente del estanque hay una cala preciosa, Calas Morts. El mar está transparente y limpio. Me dan ganas de entrar y nadar un rato pero unos caballos acaban de llamar mi atención. Llegan paseando con tranquilidad. Sus jinetes se acercan a un panel donde se marca el recorrido y continúan su camino con andar tranquilo y las cabezas altas.

nullSe les ve contentos. Con el cielo azul, el campo verde plagado de flores y la tierra rojiza por la que pasean forman una bonita estampa. A veces se acercan al mar y entran en él pero sólo lo pueden hacer los meses de invierno para no molestar a los visitantes.

¿Hay volcanes en Menorca?

Me sorprenden los contrastes de color en las rocas. Las hay que son de un rojo muy oscuro y otras son blanquecinas. ¿Por qué?. Hago la pregunta en voz alta y Enrique no tarda en contestarme:

- “Aquí hay rocas de varios períodos geológicos. Las rojas llevan óxido de hierro y las más claras son rocas volcánicas. Sí, no me mires con esa cara. En Menorca no hay volcanes pero estas rocas se formaron hace unos 300 millones de años, en la era del Paleozoico”.

¡A nadar!

Seguimos andando y me doy cuenta de que mis calcetines están cogiendo el color del camino. Pronto me los quitaré porque llegamos a otra pequeña cala de arena clara y quiero nadar un rato en el mar para refrescarme.

nullHay unas rocas que sobresalen del agua. Están muy cerca y voy nadando hasta ellas. Enrique me ha dicho que son parte de la Punta de Pregondó un grupo de peñas volcánicas en las que hay varias personas que se hacen fotos. Un cormorán sale del agua y me mira pero no le hago caso. Quiero llegar a Cala Pregonda. Se ve desde aquí y está muy cerca.

El faro en el horizonte

Siguiendo los postes de madera que señalizan el Camí de Cavalls he subido una pequeña colina. Desde aquí las vistas son impresionantes. A lo lejos veo el Faro de Cavalleria. ¿Os acordáis que hacemos unos meses hice una excursión hasta allí? También veo la Torre de Sanitja.

nullAhora toca bajar y ¡ya está!. Tengo Cala Pregonda a mis pies. No sé si es la playa más bonita de Menorca pero es ¡espectacular!. La arena de color dorado brillante , el mar tan transparente que deja ver con claridad el fondo arenoso. Y enfrente, el Escullar de Pregonda, un conjunto de rocas que sobresalen del mar.

¿Sabías que un conocido músico británico, Mike Olfield, utilizó una fotografía de esta cala como portada de uno de sus discos?

Una piscina entre rocas

En una de las rocas hay una pequeña cala. No me atrevo a llegar nadando pero veo que unos jóvenes en kayak han decidido parar allí a descansar.

- “Acabo de ver un caballito de mar y si te acercas a las rocas verás cangrejos y muchos peces”, me dice Enrique.

nullPues allá voy. El agua aún está fresca pero me pongo las gafas y el tubo y me preparo para la aventura submarina. Hoy el mar está muy tranquilo, no hay ni una ola. Esto parece una gran piscina.

¿Qué es una Reserva Marina?

Mientras comemos al lado de unas rocas que nos ofrecen un poco de sombra, Enrique me dice que esta es una zona ideal para practicar snorkel.

- “Toda esta parte es una Reserva Marina. Puedes pescar pero con restricciones porque es una zona protegida. Hay un equipo de vigilancia que se ocupa de que se cumplan las normas y los científicos estudian el desarrollo de la vida marina. Por eso has visto tantos peces y el fondo del mar está tan bonito y cuidado”.

Nos sigue un velero

El camino de vuelta a Binimel.là me permite ver todo de otra manera. Los colores de la tierra y de las rocas, las dunas y las calas que dejamos atrás. Desde aquí vemos un velero que parece que nos persigue desde el mar. Cuando llegamos a la laguna y nos adentramos en el camino hacia el aparcamiento el velero desaparece en dirección a Fornells.

nullVuelvo al Club Kikoland cansado pero feliz de haber conocido esta parte del norte de Menorca. ¿Tú ya has estado? Me he cruzado con personas que iban en bicicleta, a caballo, caminando y corriendo. ¿Cómo te gustaría hacer el recorrido?. Cuando vengas no olvides las gafas de bucear porque el espectáculo merece la pena. ¿Estás preparado para la aventura que te ofrece Pregonda?


DATOS BÁSICOS:

  • Desde Son Bou a Binimel·là hay 23,9 kms. Al llegar a Es Mercadal coges el Camí de Tramuntana, que te llevará hasta un cruce. Dirígete a la izquierda, y en unos 2 kms. Verás señalizado a tu derecha el camino hacia Binimel·là.

  • Hay otra forma de llegar. Desde Son Bou hasta Es Mercadal y allí coges la carretera hacia Fornells. Unos 6 kms. antes de llegar a Fornells verás una gran rotonda que te señalará, a tu izquierda, el camino de las playas Tirant y Binimel·là. Es un camino estrecho pero pronto verás la señal, a tu derecha, que te marca el sendero hacia Binimel·là. En total son unos 27 kms. desde Son Bou.

  • En Binimel·là hay aparcamiento a los lados del camino y un sendero de unos 200 metros que te lleva a la playa.

  • Al lado del aparcamiento hay un restaurante que abre durante la temporada turística. Es el único en la zona.

  • El recorrido entre esta playa y Cala Pregonda es de 1.8 kms, una caminata de aproximadamente media hora.

  • No hay sombras así que procura llevar agua, una gorra y crema para protegerte del sol.

  • Aunque la dificultad del camino es baja te recomiendo que lleves calzado adecuado para caminar.

  • En el recorrido hay una par de barreras, recuerda dejarlas siempre cerradas. Son para controlar el ganado de las fincas cercanas.

  • También verás que el camino está señalizado por cuerdas. Procura no traspasarlas. Es una zona natural protegida con un alto interés ecológico. Todos tenemos que colaborar en su buena conservación.

Seguir leyendo
Buscando artículos...

Compartir

Recibe ofertas y novedades

Al enviar aceptas la política de privacidad