Quiénes somos

El paraíso de los niños está en Menorca

Consultar disponibilidad

Fecha de entrada
Fecha de salida
Estamos buscando nuestras mejores ofertas para ti
Tardaremos menos de un minuto

Desde 1989, año en el que el hotel abrió sus puertas, hemos recorrido un camino repleto de cambios y transformaciones. Estos cambios se han producido tanto por fuera, en las instalaciones que disfrutas cuando te alojas con nosotros, como por dentro, en nuestra manera de trabajar y en cómo te ofrecemos nuestros servicios.

Un momento clave en nuestra historia fue apostar por la especialización, decidimos que no queríamos ser un hotel más de sol y playa. Queríamos dirigirnos a las familias, a los niños, ser un referente en actividades y diversión. Este hito marcó un antes y un después que determinó una serie de acciones que marcarían un camino hasta lo que somos ahora, a partir de ese momento, nos fuimos transformando poco a poco.

null

Durante todo el proceso hemos contado con la robustez de un equipo de personas comprometidas. Sin ellos, todo lo que hemos logrado habría sido sencillamente imposible. Su denominador común es que comparten una visión y son conscientes de que los días que pasais en nuestras instalaciones son una excelente oportunidad para regalaros la mejor experiencia del año. Impulsamos su formación constante para que puedan desempeñar su trabajo de manera eficiente y segura. Nos nutrimos de sus ideas y sugerencias de mejora para impulsar el servicio y ofreceros siempre algo más, algo nuevo que os sorprenda.

null

Según ha ido pasando el tiempo, hemos sido cada vez más conscientes de nuestro impacto en el entorno privilegiado, y frágil, que es Menorca, con lo que fuimos aplicando medidas que nos hicieran más y más sostenibles. En 2019 quisimos poner a prueba todas esas medidas que durante años habíamos ido adaptando y quisimos certificarnos oficialmente con la ISO 14001 en gestión ambiental. Logramos la certificación en septiembre, tras varios meses de más ajustes y trabajos de mejora.

null

Si bien por fuera nos hemos ido transformando, en nuestro ADN tenemos desde el principio el convencimiento de que queremos ser para vosotros ese lugar en el que desconectar, soñar y atesorar los mejores recuerdos en familia. Todos los cambios que se han sucedido en nuestras instalaciones y en los servicios que te ofrecemos, se han basado siempre en la búsqueda de brindaros una experiencia inolvidable. Y nos sentimos profundamente agradecidos por las veces que nos habéis demostrado que lo hemos logrado, como en 2013 o 2017 que nos posicionasteis como el mejor hotel familiar de España según Tripadvisor. Una muestra de la satisfacción de la que nos hacéis partícipes y que nos recuerda para qué estamos aquí y nuestro objetivo primordial, ser el paraíso de los niños en Menorca.

Cómo nos hemos transformado

null

El Royal Son Bou abrió sus puertas en el año 1989. El hotel que abrió ese verano era muy distinto al que conoces ahora. Son muchos los años que ya han pasado y nuestras infraestructuras y servicios se han ido adaptando a cada época, a vuestras sugerencias y a las nuevas necesidades que llegaron según nos fuimos especializando en el turismo familiar.

Los primeros años nuestro hotel pertenecía a la cadena Royaltur y nos llamábamos Club Royal Son Bou. Después pasamos a ser independientes y comenzamos un largo camino en el que fuimos perfilando lo que somos ahora.

null

¿Sabías que por aquel entonces no existía el restaurante La Basílica? ¿O que hace años no se llamaba así, sino Ses Coves? Nuestro restaurante, famoso por su rica pasta elaborada al momento no abrió sus puertas hasta el año 2001. Hasta entonces, lo que había era una pizzería justo enfrente de lo que ahora es el restaurante.

null

Los Olivos, anteriormente llamado Es Prat, tampoco estaba en la primera planta del edificio principal, ¡sino en lo que ahora es la sala de conferencias y en parte de la zona chil-out del Bar Marés teníamos una barbacoa!.

Kikoland tampoco era como lo conoces ahora, nuestros animadores jugaban con los niños de entonces en una casita de madera situada entre los bloques C y D, en lo que ahora es el acceso al restaurante La Basílica y la piscina infantil. Kikoland abrió en el año 1994.

null

Nuestras queridas mascotas actualmente dan nombre a nuestros 252 apartamentos, hoy en día tenéis 6 tipos de alojamiento para elegir y seguimos pensando nuevas fórmulas que se ajusten a vuestras necesidades y gustos. Pero quizá no sabíais que Kiko, Hooky y Cuqui no llegaron a nuestro hotel hasta el año 1993. Troglo y Dita se unieron al grupo unos años más tarde cuando inauguramos la cueva de Trogloland.

null

La Recepción del hotel no se encontraba dónde está ahora, sino en el lado contrario, junto a la terraza de animación. No fue hasta el año 2001 que se trasladó hasta donde está ahora.

Nuestro Royal Club ha sido otro espacio que ha sufrido profundos cambios. Antes de incorporarse a los terrenos del hotel fue un local de oficinas, un bar y ahora un punto de encuentro para los los niños un poco más mayores.

Vamos atesorando y sumando cambios que nos definen y trazan una historia por la que nos has ido acompañando. Somos lo que somos gracias a estos cambios y a ti.

Recibe ofertas y novedades

He leído y acepto la política de privacidad