Descubre los secretos de las misteriosas historias de Menorca

Kiko, tu guía turístico

Descubre con Kiko los secretos que guardan las misteriosas historias de Menorca

Cuando alguien dice que Menorca es mágica siempre me acuerdo de algunas leyendas misteriosas. De esas que se cuentan en voz baja y que nos mantienen con los ojos abiertos entre incrédulos y sorprendidos. ¿Es la Menorca de fantasía o la real? Vamos a descubrirlo juntos porque hoy os voy a contar una historia.

 

Hace muchos, muchos años, muy cerca del Royal Son Bou Family Club, había una pequeña ciudad, Sa Canessia. ¿La habéis visto?. No, claro, porque fue tragada por las aguas del mar que subieron hasta inundarla completamente. Pero aún existe. En el fondo marino de Son Bou quedan restos sumergidos.

Una antigua villa de Menorca

¿Es verdad? Parece que sí. Algunos arqueólogos han buceado por la zona y dicen que aún se pueden ver algunas columnas y largas calles paralelas hechas con grandes piedras rectangulares. Desde el aire, a 300 metros de la playa y a unos 15 metros de profundidad, se pueden vislumbrar las formas de estas ruinas. Muchas de ellas se han cubierto de posidonia a lo largo del tiempo. Y todas están muy cerca de los restos de la Basílica paleocristiana de Son Bou.

null

  • “Yo he recorrido muchos mares y he oído muchas historias de ciudades sumergidas, ¿por qué no conocía esta?, ¿quienes eran sus habitantes?”, dice Hooky.
  • “¿Dónde fueron cuándo la ciudad se inundó?, ¿por qué desapareció?”, pregunta Cuqui con los ojos muy abiertos.

El Comandante Cousteau en Menorca

En el siglo XX el famoso investigador del océano, el Comandante Cousteau, vino con su buque de investigación, el Calypso, y fondeó en Son Bou para poder inspeccionar la playa y la ciudad sumergida.

Arqueólogos como el menorquín Josep Mascaró Pasarius han investigado los muros sumergidos de Sa Canessia y tenían constancia de la existencia de esta villa por escritos del siglo XVIII.

null

Periodistas que realizaban un programa de televisión sobre las islas se internaron en las aguas de Son Bou, bucearon y consiguieron grabar algunas imágenes de las estructuras de piedra que están en el fondo del mar.

¿Quién conoce los secretos de Sa Canessia?

Pero, ¿quién vivía en Sa Canessia? Y ¿cómo vivían?. Nadie lo sabe. Continúa siendo un misterio igual que el fenómeno que provocó la inundación de la villa.

No puedo contestar las preguntas de Cuqui y Hooky porque estas ruinas sumergidas en el mar de Son Bou se han explorado muy poco. Algunos dicen que son solamente un “efecto natural” del fondo del mar. Pero todos los que han buceado por allí han visto las grandes piedras y están seguros de que allí hubo una ciudad. ¿Cómo se hundió en el mar? ¿Cuándo ha habido un fenómeno geológico tan importante como para tragar una ciudad entera?

null

Puede que nunca lo sepamos y, mientras tanto, los restos de Sa Canessia duermen entre las aguas esperando que descubramos sus secretos.

Brillantes torres surgen del mar en Menorca

¿Es posible que haya dos ciudades sumergidas en la isla? En Ciutadella, la leyenda cuenta que en las noches de luna llena viejos pescadores han visto grandes torreones surgiendo de las aguas. La luna se refleja en ellos y producen terror y atracción a los que los miran.

Pero, ¿es solo una leyenda?, ¿una historia que se cuenta a los niños? Puede que no.

Esta historia habla de una gran ciudad a la que se puede llegar desde tierra. Muy cerca de Ciutadella hay una cueva de grandes dimensiones con un lago interior y estalacticas y estalagmitas. Es la Cova de s'Aigo y podría ser la entrada que lleva a la misteriosa ciudad de Parella.

Un tesoro en la laguna

En el gran lago de esta cueva se han encontrado restos de cerámica y trozos de piezas de cristal. Creen que fue uno de los escondites de los tesoros que acumulaban los piratas que rondaban por Menorca hace unos siglos.

Y dicen que también hay una serie de pasadizos subterráneos que conducen hasta la ciudad de Parella. ¿Alguien ha estado allí?. No. O por lo menos nadie lo ha contado.

La leyenda de la ciudad de Parella

Esta leyenda explica que antiguamente un brazo de tierra unía las islas de Menorca y Mallorca. Estos terrenos fueron conquistados por fuerzas del diablo y por eso Dios decidió sumergirlos en lo más profundo del mar.

null

Los marineros creen que los habitantes de Parella continúan viviendo bajo las aguas. Y cuentan que si el día de San Juan, 24 de junio, estás en Ciutadella y miras hacia el oeste podrás ver la ciudad emergiendo de las aguas transparentes de Menorca. Y, si escuchas con atención, escucharás los sonidos de las campanas que voltean en los torreones.

Solo la casualidad romperá el hechizo

Y la historia asegura que si, por casualidad, 7 mujeres de nombre Juana y 7 hombres que se llamen Juan se encuentran en la orilla del mar ese día, el hechizo se romperá. Y la ciudad de Parella resurgirá de las profundidades con sus habitantes.

  • “¿Has oído alguna vez esas campanas, Hooky?”, pregunta Cuqui. “Tú has navegado muchas veces por Ciutadella”.
  • “Había oído esta historia pero nunca he visto las torres ni ha oído las campanas. ¡Qué susto! Creo que hubiese salido corriendo”, contesta Hooky.

Bueno, ahora están estudiando la Cova de s'Aigo porque es muy bonita y la van a abrir al público para que todos podamos disfrutar de este espacio subterráneo natural. ¿os apuntaréis a visitarla conmigo?

Ya veis que Menorca tiene algunas historias misteriosas y enigmáticas. Todas tienen su parte de fantasía y su parte real. Algún día descubriremos los secretos que guardan las profundas aguas de la isla. ¿Conoces otras historias de Menorca? ¿Cuál te ha gustado más?

Seguir leyendo
Buscando artículos...

Compartir

Recibe ofertas y novedades

He leído y acepto la política de privacidad