Kiko, tu guía turístico

¿Kiko con los piratas en Calan Turqueta de Menorca?

Dicen que es una de las playas más bonitas de Menorca pero todas las playas de la isla son preciosas. Que allí el mar es más turquesa que en ningún otro lugar de la isla. Y que su arena es tan fina que casi no la puedes coger con las manos porque se escurre entre los dedos. ¿Vienes a conocerla? Vamos a visitar Calan Turqueta.

Después de un buen desayuno en el hotel preparamos una pequeña nevera con agua fresca y algunos bocadillos y nos vamos en coche hasta Ciutadella. La costa sur de este municipio tiene algunas de las calas que más se llenan de gente en verano. Por esto en el camino encontramos paneles que nos indican si hay espacio en los aparcamientos cercanos a ellas.

Abrazando árboles

Como ya estamos en septiembre no hay problemas y llegamos fácilmente a Calan Turqueta. En los meses de julio y agosto es más difícil porque esta playa es muy famosa y suele estar muy concurrida.

nullAhora toca caminar. Paseamos entre los árboles sin prisa mientras mi amigo Pedro baila entre ellos:

  • “¿Quién me hace una foto abrazando un árbol?. Huelen muy bien y nos dan mucha energía”, nos dice.

  • “Pareces un oso intentando trepar al pino”, le contesto riendo mientras hago fotografías y él pone muecas divertidas.

¿Hemos llegado al paraíso?

Pronto vemos el mar brillante bajo el sol. Ahora ya sé porqué este es uno de los lugares más visitados de Menorca. Calan Turqueta es una cala virgen que nace entre los árboles del camino y se resguarda entre acantilados de rocas blancas.

null

  • “¡Esto es el paraíso!”, dice Miguel con los ojos bien abiertos.

  • “El agua es tan transparente que veo el fondo del mar desde aquí”, asegura Pedro que ya ha empezado a quitarse la camiseta.

  • “¡A nadar!”, les digo mientras corro hacia la orilla.

¿De dónde viene el viento?

Buceamos mirando los peces que nadan tranquilamente y se acercan curiosos. Desde el mar la cala se ve muy bonita. El barranco llega hasta la playa que se ve rodeada de pinos verdes y rocas blancas. ¡Parece una postal!

  • “Está muy resguardada del viento de norte”, dice Miguel.

  • “Pero seguro que si el viento es del sur formará algunas olas”, comenta Pedro.

  • “Por eso es importante mirar de dónde sopla el viento antes de decidir a qué playa vamos a nadar”, les digo.

La cala es como una media luna que acaba en dos puntas: Na Foradada y Tambors. Y, aunque es pequeña, parece dividida en dos por unas rocas bajas que casi la parten por la mitad.

Los bosques del Camí de Cavalls

Mientras descansamos tumbados en la arena casi blanca nos fijamos en los alrededores.

null

  • “¡Mirad!, aquel sendero es el Camí de Cavalls. Desde aquí podemos ir a las playas de Son Saura. Tenemos que preparar una excursión para conocerlas”, comento.

  • “Y por el otro lado podemos ir hasta Macarelleta y Macarella”, explica Pedro.

  • “Este tramo del Camí de Cavalls es bastante frondoso, con frescos bosques de pinos. Toda la zona está protegida y se mantiene virgen”, nos explica Miguel que ha estado hablando con el socorrista.

¡Llegan los piratas!

Le ha contado que en esta cala desembarcaban los piratas turcos que invadieron Menorca hace más de 400 años. ¿Recordáis que cuando fuimos a pasear por Ciutadella vimos un obelisco que recuerda la resistencia que los habitantes de la ciudad a los piratas? Pues aquellos piratas eran turcos, como el famoso Barbarroja que invadió Mahón.

null

  • “¿Por eso la cala se llama Turqueta?”, pregunta Pedro.

  • “Yo creía que se llamaba así por sus aguas de color turquesa”, les digo.

Paseo en kayak

Unos chicos que están a nuestro lado nos han dejado sus kayaks y hemos recorrido la cala remando. Entre las rocas se ven algunas cuevas y restos de pequeñas edificaciones que grupos de menorquines utilizaban para pasar unos días del verano entre la naturaleza.

  • “Me gustaría vivir aquí, tan cerca del mar y con este paisaje”, dice Miguel suspirando.

  • “Pues yo vivo cerca del mar, en Son Bou, con una gran playa y un barranco cerca”, comento satisfecho.

Los altos acantilados ya tapan el sol aunque aún no es tarde. Preparamos la mochila para volver al aparcamiento. En el camino hacia el Club Kikoland pienso que las playas del sur de Menorca tienen un encanto especial, ¡tan claras y con el agua tan transparente!. Pero las de la costa norte, con sus colores vivos, arenas doradas y mar azul intenso, ¡me encantan!.

¡Qué dilema! A ti, ¿qué playas te gustan más?. ¿Recuerdas la excursión a Cala Pregonda?. ¿Prefieres el norte o el sur de Menorca?


DATOS BÁSICOS

  • Desde Son Bou hasta Ciutadella hay 40,7 kms y desde allí a Calan Turqueta, 10 kms.

  • No hay transporte público directo.

  • Llegar a Ciutadella es fácil por la carretera general. Una vez allí hay que tomar la ronda sur en dirección al Camí de Sant Joan de Missa. El camino está muy bien señalizado.

  • Encontrarás paneles que te indican si hay espacio para dejar el coche en el aparcamiento más cercano, que está a casi un Km. de la cala.

  • En los meses de julio y agosto es mejor ir temprano o a primera hora de la tarde. Pero ten en cuenta que el alto acantilado deja a la playa sin sol a media tarde.

  • En verano suele hacer un pequeño bar en el aparcamiento donde puedes comprar bebidas y bocadillos.

  • Recuerda que está es una zona virgen y de alto interés natural.

Seguir leyendo
Buscando artículos...

Compartir

Recibe ofertas y novedades

He leído y acepto la política de privacidad