Menorca

Qué hacer con niños en Son Bou (Menorca)

Son Bou es una zona muy tranquila que ofrece diversión y entretenimiento para niños y adultos, por eso es el lugar elegido por muchas familias para pasar sus vacaciones verano tras verano.

La urbanización está situada en la costa sur de Menorca, en una zona bastante central: Mahón y el aeropuerto están a unos 20km, y Ciutadella a unos 40km, por lo que es fácil moverse a cualquier punto de la isla.

 

Cuenta con servicios básicos: bares, restaurantes y comercios de todo tipo, así como una amplia oferta de actividades y planes divertidos para hacer con niños. Desde el Royal Son Bou Family Club queremos recomendarte algunas ideas para sacar el máximo partido a las vacaciones familiares.

Disfrutar de la playa más larga de Menorca

null

A escasos metros del hotel se encuentra la playa de Son Bou, la más extensa de la isla con una longitud de 2.5 km y 50 metros de ancho. Sus aguas cristalinas y poco profundas y los diferentes servicios disponibles hacen que sea una de las mejores playas para ir con niños.

Mientras los pequeños se bañan, construyen castillos de arena, cavan hoyos y disfrutan al aire libre, los mayores podéis descansar en las cómodas tumbonas, bajo las sombrillas

La playa de Son Bou cuenta con un equipo de socorristas y un puesto de primeros auxilios, así como duchas, chiringuitos y una zona habilitada para jugar a vóley. Además, hay un área de picnic, con bancos y mesas, donde podréis comer a la sombra.

Es una playa muy accesible, se puede aparcar el coche en el parking gratuito y solo tendréis que caminar unos pasos por una pasarela de madera para llegar a la playa. Aunque si os alojáis en el Royal Son Bou Family Club, podréis ir directamente desde el hotel a través de un túnel que pasa por debajo de la calle. Además, no tendréis que preocupaos por llevar toallas de casa, ya que en el hotel ofrecemos servicio de toallas de playa a nuestros clientes.

Practicar deporte en familia

null

Si disfrutáis haciendo ejercicio juntos, tenéis varias alternativas, desde alquilar una bicicleta en el hotel y pasear por la urbanización, hasta una excursión a caballo de una o dos horas por el Camí de Cavalls. Con Son Bou Rutas a Caballo viviréis una aventura inolvidable para toda la familia, cabalgando por la costa disfrutando de unas vistas espectaculares, hasta llegar a la cala virgen de Atalis.

¿Preferís los deportes acuáticos? Descubrir el fondo marino de Menorca y observar algunos animales que viven en el mar no solo sorprenderá a los más pequeños, sino también a los adultos. El centro de buceo Scuba Diving tiene una amplia oferta para toda la familia. Iréis acompañados de los guías que harán que esta experiencia sea segura y divertida, buceando y admirando la flora y la fauna marina de Menorca.

Excursiones por el Camí de Cavalls

null

Son Bou tiene una ubicación perfecta si os gusta el senderismo, ya que por la urbanización transcurren dos rutas diferentes del Camí de Cavalls, un sendero que rodea toda la isla.

La ruta más fácil os llevará por campos y pastos, bordeando la zona húmeda del Prat de Son Bou hasta la playa virgen de Atalis y, desde allí, podréis llegar hasta Santo Tomás. Cerca de la playa de Atalis es posible que veáis algunos caballos. Esta ruta se puede hacer en unas 2 horas y media y es muy recomendable para hacer con niños.

La otra ruta se dirige hacia la dirección opuesta, empezando en la Basílica paleocristiana. El itinerario comienza con una subida que os ofrece una vista panorámica de Son Bou, seguida de un descenso bastante pronunciado que llega hasta Cala Llucalari. Después, una vez en el barranco de Cala en Porter, pasaréis por campos de cultivo, un humedal y finalmente llegaréis a la playa de Cala en Porter. Es una ruta de dificultad media y la distancia es de 8 km, así que no es recomendable para niños pequeños ni tampoco durante los meses de más calor. Aunque siempre podéis hacer un tramo corto y volver a Son Bou.

Descubrir la historia de Menorca

null

Menorca cuenta con una gran cantidad de monumentos arqueológicos que invitan a conocer su historia y las diferentes civilizaciones que poblaron la isla. Para los niños, visitar y explorar algunos de estos monumentos y escuchar las historias y leyendas será toda una aventura.

En Son Bou, en el extremo este de la playa y muy cerca del hotel, están los restos de una Basílica Paleocristiana del siglo V d.C. Fue destruida por un incendio en el siglo XVIII, pero se puede ver la estructura rectangular de lo que eran tres naves delimitadas con hileras de pilares y un pórtico. En el exterior, había una pequeña necrópolis y todavía se pueden ver restos de algunas tumbas.

Torre d’en Galmés, el poblado prehistórico más grande de Menorca con una extensión de más de 60.000m², se encuentra a poco más de 5 minutos en coche desde el hotel. Situado sobre una colina, en la zona más alta hay tres talayots desde los que se ve casi toda la costa sur de Menorca, por lo que se cree que su función era mantener el control territorial. También podréis ver un recinto de taula y varias casas, así como una sala hipóstila y un sistema de recogida de agua. Además, podréis disfrutar de una increíble visita virtual con gafas 3D a una casa de la época.

Diversión para todos

null

Para ver toda la zona y pasar un rato muy divertido no hay nada mejor que hacerlo con el tren turístico. Toda la familia disfrutaréis de este alegre paseo que os llevará a conocer Son Bou, San Jaime y Torre Solí.

¿A tus hijos les gustan los animales? ¡Les encantará visitar los patos que viven en el Prat de Son Bou!. Y, si os alojáis en el hotel, también nuestra granja con animales autóctonos de la isla como cabras y conejos.

Y si lo que les gusta es estar en remojo todo el día, no podéis perder la oportunidad de ir a los toboganes acuáticos de San Jaime.

Sin duda, Son Bou tiene mucho que ofrecer para disfrutar de unas inolvidables vacaciones en familia. ¿Ya habéis hecho alguna de estas actividades? ¿Cuál es vuestra favor

Seguir leyendo
Buscando artículos...

Compartir

Recibe ofertas y novedades

He leído y acepto la política de privacidad