Kiko, tu guía turístico

¿Qué historias de Cales Fonts conoce Kiko?

Hoy voy a conocer una cala del puerto de Mahón: Cales Fonts. Está en Es Castell, el pueblo más británico de Menorca que se construyó cerca del Castillo de San Felipe hace más de 200 años. Al principio se llamaba Georgetown.

Cales Fonts es un pequeño puerto de pescadores que se ha convertido en un lugar de ocio que hay que visitar. Llegamos a media tarde. Pequeños barcos de pesca comienzan a llegar. No vienen muy cargados pero los restaurantes de la cala ya les esperan para ofrecer pescado fresco en sus menús.

La fuente de la cala

El nombre de Cales Fonts viene de una fuente de agua dulce que había allí, justo a la entrada del puerto. Algunos de los barcos que entraban se abastecían en esta cala de agua para sus marineros.

nullLas leyendas cuentan que algunos conocidos personajes visitaron este puerto. Dicen que Ulises, el protagonista de la Odisea de Homero, visitó esta zona en su largo viaje a Ítaca. Que el pirata Barbarroja pasó por aquí al invandir Mahón. Que el Almirante de la Marina Real británica, Lord Nelson, paseó por este romántico lugar con Lady Hamilton.

La puerta de la diosa

Esta cala es pequeña pero recoge muchas historias. ¿Sabes que es el primer lugar donde se ve el sol en España cada mañana?

nullA nuestro lado, un camarero limpia las mesas y coloca sillas para comenzar la jornada de trabajo. Nos ve mirando una escultura de metal: rectangular y brillante. Está en una de las puntas de la cala.

  • ¿Qué será?, me pregunto en voz alta.

  • Es la Puerta de Eos”, me dice el camarero. “Un escultor que vivía aquí, Francesc Calvet, la puso ahí para que la llegada de los primeros rayos de sol tuvieran un buen marco. Está dedicada a la diosa griega de la aurora, Eos”.

  • Qué pena no haber venido por la mañana temprano para haberlo visto. Prepararé otra visita a Cales Fonts con mis amigos del Club Kikoland. ¡Tendremos que madrugar!

La pasarela del acantilado

Caminamos por el paseo al lado del mar. Bares, restaurantes y tiendas comienzan a abrir sus puertas. Los comerciantes del mercadillo artesanal exhiben sus productos. Sus colores y el bullicio dan vida a la cala.

Hemos comprado helados. Buenísimos. Mientras los comemos nos acercamos a una pasarela de madera que rodea el acantilado. Las rocas por un lado. El mar por el otro. Es precioso. Hay muchos peces en el agua y cangrejos en las rocas.

nullLlegamos al final y damos la vuelta. Comienza el atardecer en Cales Fonts y ya se comienzan a encender las luces de las terrazas. Desde aquí se oye la música.

Pasar la cuarentena

Justo enfrente de este pequeño puerto está el Lazareto. Una isla en la que, en el siglo XVII, se construyeron instalaciones sanitarias para controlar a los barcos que entraban al puerto.

¿Sabes que en aquella época muchos barcos recalaban en el puerto de Mahón cuando navegaban por las ciudades del Mediterráneo? Desde Italia, Grecia o Africa traían productos que vendían en la isla. Pero, a veces, también traían enfermedades desconocidas en Menorca.

Por esto, tenían que quedarse 40 días en el Lazareto. Allí se inspeccionaban estos productos y a los marineros. Cuando los médicos veían que no había peligro les dejaban seguir su camino al interior del puerto.

La isla que no lo era

En realidad el Lazareto era una península y no una isla. ¿Sabes la diferencia? Una isla está rodeada de agua por todas las partes. Una península tiene una parte unida a tierra. Lo que ahora es la isla del Lazareto, entonces era la península de San Felipet.

nullEl trozo de tierra que la unía a la parte norte del puerto fue demolido para mayor seguridad de los habitantes de Menorca.

El Lazareto se puede visitar y me han dicho que un guía te cuenta toda la historia de este lugar. Ya se me está ocurriendo otra excursión. Le diré a Hooky que me acompañe. Seguro que él estuvo aquí en sus viajes por el mundo.

Reflejos en el mar

Ya anochece y las luces de la cala se reflejan en el mar. Unos niños tiran migas entre los barcos y una multitud de peces se acercan a comer. El espectáculo es divertido y sus risas animan más el ambiente familiar del puerto.

Ahora estamos pensando dónde cenaremos. Hay mucha oferta y las terrazas comienzan a llenarse. ¿Ya conoces Cales Fonts? ¿Te has asomado por la Puerta de Eos o has visitado el Lazareto? Cada rincón de Menorca tiene una historia, ¿quieres conocerlas?


DATOS BÁSICOS

  • Es Castell está a 23 km. de Son Bou. Llegar a Cales Fonts es fácil. Desde la plaza Esplanada, la más céntrica de Es Castell. Hay que bajar por las calles que van hacia el mar.

  • Cales Fonts tiene una gran variedad de restaurantes y comercios.

  • Hay mercado artesanal todos los días durante el verano. De 20 a 23 horas.

  • Desde el muelle salen barcos hacia el Lazareto. Hay visitas guiadas los jueves y los domingos desde el 15 e marzo al 31 de octubre. Precio para adultos: 18€ y la mitad los niños de 4 a 11 años. Hay que reservar la visita en las oficinas de información turística de Mahón.

 

Seguir leyendo
Buscando artículos...

Compartir

Recibe ofertas y novedades

He leído y acepto la política de privacidad